Claro como el agua

El pegamento para vidrio y todos sus secretos

Los accidentes suceden, nuestros objetos favoritos suelen romperse o dañarse. Un buen pegamento para vidrio es ese producto que permite reconstruir lo que pensabas que no tenía solución. Checa estos tips y conviértete en un mago del cristal.

Qué es el pegamento para vidrio

Reparar un vidrio roto puede ser un desafío. Las superficies suaves con ángulos filosos suelen traernos algunos dolores de cabeza. Y no se diga sobre las reparaciones de objetos de valor delicados o las reliquias de la abuela que pueden provocarnos grandes decepciones si no contamos con las herramientas adecuadas. Si aprendes el arte de este tipo de reparaciones, podrás prescindir de un profesional para pequeñas cosas como el retrovisor del carro, un acuario, un florero, etc.

Desafortunadamente, la mayoría de los adhesivos que solemos tener en casa tienen numerosos usos, pero la reparación de vidrio no es uno de ellos. Para este tipo de tareas se requiere un producto específico: un pegamento para vidrio que garantice buenos resultados, que asegure uniones fuertes y que sea sencillo de aplicar. Además, dado que no se retrae ni expande, es muy fácil de usar, ya que funciona como un pegamento tradicional. Increíble, ¿verdad?

Cómo escoger el pegamento para vidrio adecuado

Si vas a la tienda, encontrarás una gran variedad de pegamentos para vidrio, todos con propiedades, usos y aplicaciones diferentes. El mejor modo de evitarse fuertes dolores de cabeza y complicaciones es escoger el adhesivo adecuado para tus necesidades.

Mientras los pegamentos tradicionales que solemos tener en casa funcionan perfectamente en las uniones de madera, metal y otros materiales, emplearlos para reparar vidrios no es aconsejable. Puede que funcionen durante un tiempo, pero considerando que no han sido creados con este propósito, tarde o temprano empezarás a notar el desgaste y el problema volverá. Ya sea porque has decidido lavar el objeto reparado o por el mismo uso, las partes pueden volver a despegarse, por lo que es importante que uses un adhesivo para cristales resistente.

Reparaciones con pegamento para vidrio

Repara Fuerte Transparente de Resistol es una excelente opción para tener siempre a la mano. Se trata de un pegamento epóxico de uso universal y con acabado transparente ideal para pegar, reparar y rellenar superficies en materiales como vidrio, fibra de vidrio, porcelana, cerámica, mármol y más. Resistente al agua y a productos como solventes, aceites, solventes ácidos y grasa, ofrece gran resistencia y durabilidad. Tendrás tu reparación lista para usar al cabo de tan solo 1 hora.

Si lo que necesitas es montar una estructura en vidrio algo más grande, por ejemplo, paneles de vidrio que debes unir y no sabes qué adhesivo es el adecuado, piensa en Uno Para Todo Cristal de Resistol. Un adhesivo sellador sin solventes con la tecnología Flextec que le confiere elasticidad justo allí donde la necesitas. Se adhiere perfectamente a superficies porosas, como madera, cemento o cartón; y no porosas, como cristal, vidrio, cerámica, espejos y azulejos. Cuenta con agarre inmediato, resiste los rayos UV y la humedad.

Al momento de escoger un pegamento para vidrio, verifica las condiciones a las que estará expuesto el objeto a reparar o lo que deseas unir. No todos los adhesivos funcionan de igual modo y no todos son aptos para las mismas condiciones de exposición.